.

.

Hacer click para agrandar 








Oración a San Pantaleón


Padre Misericordioso, Dios de todo consuelo,
que diste a San Pantaleón el don de interceder por nosotros;
danos por tu amor la salud que te pedimos,
danos también un corazón grande y generoso,
que te sepa ver a Vos en el rostro de los otros.

Padre Bueno y Todopoderoso, por San Pantaleón
te rogamos nos concedas la Paz y la Felicidad,
que con fe de Vos esperamos. Amén.


Oración a San Pantaleón 

Hacer click para agrandar















Muy Beata poética Beata

Tú sentías la pura eternidad 
sin figura, beata
sin razón, infinita
sin figura, absoluta, sin figura, beata
tú sentías la pura simplición
beata vestidísima beata
sin razón, indistante,
La simplición armónica beata
sin figura, beata
de eterna eternidad

 Jacobo Fijouder





Hacer click sobre la imagen para agrandar


Señor…

…Ayúdame a decir la verdad
delante de los fuertes y a no decir
mentiras para ganarme el aplauso
de los débiles.

Si me das fortuna, no me quites la razón.
Si me das éxito, no me quites la
humildad.
Si me das humildad, no me quites
la dignidad.

Ayúdame siempre a ver la otra
cara de la medalla,
no me dejes inculpar de traición
a los demás por no pensar
igual que yo.

Enséñame a querer a la gente
como a mí mismo y a no juzgarme
como a los demás.
No me dejes caer en el orgullo
si triunfo, ni en la
desesperación si fracaso.

Más bien recuérdame que el
fracaso es la experiencia que precede al triunfo.
Enséñame que perdonar
es un signo de grandeza y que la venganza
es una señal de bajeza.

Si me quitas el éxito, déjame
fuerzas para aprender
del fracaso.
Si yo ofendiera a la gente,
dame valor para disculparme
y si la gente me ofende,
dame valor para perdonar.

¡Señor…si yo me olvido de tí,
nunca te olvides de mí!

Mahatma Gandhi



Oración de San Gerónimo


Dulce Padre nuestro Señor Jesucristo, te rogamos por tu infinita bondad que reformes al pueblo cristiano según aquel estado de santidad que tuvo en tiempo de tus apóstoles. Escúchanos, Señor, porque benigna es tu misericordia y en tu inmensa ternura vuélvete hacia nosotros.

Señor Jesucristo, Hijo del Dios vivo, ten piedad de nosotros.
Señor Jesucristo, Hijo del Dios vivo, ten piedad de nosotros.
Señor Jesucristo, Hijo del Dios vivo, ten piedad de nosotros.

Por el camino de la paz, de la caridad y de la prosperidad me guíe y me defienda el poder de Dios Padre, la sabiduría del Hijo y la fuerza del Espíritu Santo y la gloriosa Virgen María. El ángel Rafael, que estuvo siempre con Tobías, esté también conmigo en todo lugar y camino.

¡Oh buen Jesús, oh buen Jesús, oh buen Jesús, amor mío y Dios mío, en ti confío, no quede yo confundido!

Confiemos en nuestro Señor benignísimo y tengamos verdadera esperanza en El sólo, porque todos los que esperan en Él no serán confundidos para siempre y quedarán estables, fundados sobre la piedra firme y, para obtener esta gracia, acudamos a la Madre de las gracias, diciendo:

Dios te salve María...

Además, agradezcamos a Dios nuestro Señor y Padre celestial todos los favores y gracias que nos ha concedido y que continuamente nos concede, rogándole que en el futuro se digne socorrernos en todas nuestras necesidades, tanto temporales como espirituales:

Padre Nuestro...

Pidamos también a la Virgen que se digne interceder ante su querido Hijo por todos nosotros, para que nos conceda la gracia de ser humildes y mansos de corazón, de amar a su Divina Majestad sobre toda otra cosa y a nuestro prójimo como a nosotros mismos y para que estirpe nuestros vicios, nos aumente las virtudes y nos conceda su santa paz:

Dios te salve María...

Y por todos aquellos que se encomiendan a nuestras oraciones, por los que rezan a Dios por nosotros y por aquellos por los que tenemos obligación de rezar, por nuestros amigos y enemigos y por todos los fieles difuntos:

Dios te salve María...

Humillémonos todos en presencia de nuestro Padre celestial como hijos pródigos que hemos disipado todos nuestros bienes espirituales y temporales, viviendo disolutamente, y por ello pidámosle misericordia, diciendo:

Misericordia, concédenos tu misericordia, Hijo del Dios vivo.

Andrè Malraux



Imagen movediza de mí mismo, soy tuyo sin amor. Como una gran herida mal cerrada, eres mi gloria muerta y mi vivo dolor. Te lo he dado todo, y sin embargo sé que no te amaré nunca. Te traeré cada día la paz como ofrenda, sin inclinarme. Ávida lucidez, sigo ardiendo ante ti, llama solitaria y erguida, en esta pesada noche en la que el viento amarillo grita, como en todas esas noches extranjeras en las que el viento del piélago repetía a mi alrededor el orgulloso clamor del mar estéril...


CREDO POR LA PAZ



Hoy, en la noche del mundo, con la esperanza de la Buena Nueva, afirmo con audacia mi fe en el porvenir de la Humanidad.

Rechazo la idea de que en las actuales circunstancias las personas estén incapacitadas para hacer una Tierra mejor.

Rechazo la opinión de quienes consideran que las personas están de tal manera prisioneras en la noche sin estrellas de la guerra y el racismo, que nunca podrá llegar a ser realidad la aurora luminosa de paz y fraternidad.

Rechazo la predicción según la cual los pueblos descenderán uno tras otro por el torbellino del militarismo hasta el infierno de la destrucción atómica.

Creo que la verdad y el amor sin condiciones tendrán efectivamente la última palabra, pues la vida -aunque provisoriamente derrotada- es siempre más fuerte que la muerte.

Creo firmemente que aun en medio de las bombas que estallan y los cañones que truenan, permanece la esperanza de un mañana luminoso.

Tengo el coraje de creer que un día todos los habitantes de la Tierra tendrán sus tres comidas por día para la vida de su cuerpo, educación y cultura para la salud de su espíritu, igualdad y libertad para la vida de sus corazones.

Creo igualmente que un día toda la humanidad reconocerá en Dios la fuente del amor, que la bondad salvadora y pacífica será algún día la Ley, que el lobo y el cordero reposarán juntos, que toda persona se sentará bajo su higuera en su propia viña y que nadie tendrá motivo para tener miedo.

Creo firmemente que obtendremos la victoria.”


Martin Luther King.


Troparion (himno) de San Hermes


Tu mártir, oh Señor, en sus luchas recibió una corona de incorruptibilidad de Ti Nuestro Dios, porque con Tu fuerza él barrió a los tiranos y venció a los demonios, volviéndolos impotentes. ¡Por su intercesión, oh Cristo Nuestro Dios, salva nuestras almas!






30 de diciembre 
En el día de La Paz esta sencilla Oración 




Señor... 

...Ayúdame a decir la verdad 
delante de los fuertes y a no decir 
mentiras para ganarme el aplauso
de los débiles. 

Si me das fortuna, no  me quites la razón . 
Si me das éxito, no me quites la humildad. 
Si me das humildad, no me quites 
la dignidad.

Ayúdame siempre a ver la otra 
cara de la medalla, 
no me dejes inculpar de traición 
a los demás por no pensar 
igual que yo. 

Enseñarme a querer a la gente 
como a mi mismo y a no 
juzgarme 
como a los demás. 
No me 
dejes caer en el orgullo 
si triunfo, ni en la 
desesperación si fracaso. 

Más bien recuérdame que el 
fracaso es la experiencia que precede al triunfo.
Enséñame que perdonar 
es un signo de grandeza y que la venganza 
es una señal de bajeza. 

Si me quitas el éxito, déjame 
fuerzas para aprender 
del fracaso. 
Si yo ofendiera a la gente, 
dame valor para disculparme 
y si la gente me ofende, 
dame valor para perdonar. 

 ¡Señor... si yo me olvido de tí, 
nunca te olvides de mí! 


Mahatma Gandhi




No te aflijas


No te aflijas: la belleza volverá a
encontrarte con su gracia;
tu celda de tristeza se trocará en un
jardín de rosas.

No te aflijas: tu mal será trocado en
bien;
no te detengas en lo que te inquieta,
pues tu espíritu conocerá de nuevo la
paz.

No te aflijas: una vez más la vida
volverá a tu jardín
y pronto verás, ¡oh cantor de la
noche!
una corona de rosas en tu frente.

No te aflijas si, algún día,
las esferas
del cosmos
no giran según tus deseos,
pues la rueda del tiempo no gira
siempre en el mismo sentido.

No te aflijas si, por amor,
penetras en el desierto y las espinas
te hieren.

No te aflijas, alma mía,
si el torrente del tiempo arrastra tu
morada mortal,
pues tienes el amor para salvarte del
naufragio.

No te aflijas si el viaje es amargo,
no te aflijas si la meta es invisible.
Todos los caminos conducen a una
sola meta.

No te aflijas, Hafiz,
en tu rincón humilde en que te crees
pobre,
abandonado a la noche oscura,
y piensa que aún te queda tu canción
y tu amor.

Hafiz




29 de noviembre 
Oración a Stella Maris
San Bernardo de Claraval
Siglo XII


Virgen María Reina de las Flores 
animación Hna. Adela Diaz 

Si surgen los vientos de la tentación, 
si te arrojan contra las rocas de la tribulación, 
mira a la estrella, llama a María; 
si te golpean las olas del orgullo, de la ambición, 
de la envidia, de la rivalidad, 
mira a la estrella, llama a María. 
En caso de que la ira, o la avaricia, o el deseo carnal 
asfalten con violencia la frágil embarcación de tu alma, 
mira la estrella, llama a María.


SOBRE LA FELICIDAD 
San Juan Pablo II




Puedes tener defectos,estar ansioso y vivir irritado algunas veces,pero no te olvides que tu vida es la mayor empresa del mundo.sólo tu puedes evitar que ella vaya en decadencia.Hay muchos que te aprecian,admiran y te quieren.



Mevlana Rumi
 (Balj, Afganistán, 
30 de septiembre de 1207 — 17 de diciembre de 1273,
 Konya, Turquía)


Ven...
"Ven, Ven, Ven,
Vuelve una vez más.
Si eres Cristiano, Judío , Musulmán o incluso Ateo.
Nuestro lugar no es un sitio para la desesperanza.
Aunque seas cien veces perjuro, 
vuelve otra vez , 
Ven, Ven ,Ven
Ven, ven, quien quiera que seas.
Vagabundo, adorador, amante del abandono.
No importa.
La nuestra no es una caravana de desesperación.
La nuestra es una caravana de esperanza, perdón y olvido.
Ven, aun si has quebrado tu voto cientos de veces.
Ven, otra vez, ven, ven".


Oración de la Angustia


“Señor Jesús, yo sé que Tú estás en cosas muy importantes; el plan de Dios tiene que cumplirse, hay mucho dolor en la Tierra, hay muchos seres que sufren, haces lo imposible porque ese sufrimiento no se extienda; estás en las cosas del Padre, es decir, estás atento en las cosas que el Padre plantea para esta Tierra en el futuro; eres Dios, eres demasiado grande como para que yo vaya realmente a Ti con este problema o este conflicto que tengo. Pero Tu Madre, me ha enseñado también, a decirte que puedo entrar a la Casa de Tu Padre, y decirte, Señor, estoy angustiado porque te siento lejos, porque siento que en este último tiempo te me has ido; te busco y no te encuentro, y por eso no resuelvo mi situación, porque me parece que en este peregrinaje en donde estoy retomando el camino, te me has quedado atrás, o demasiado adelante. Entonces imitando a mi Madre, a mi única Madre que es la Virgen, te digo: “Señor, yo que soy solo un ser humano, que soy uno de los millones de millones de seres humanos, y no el que más sufre, te pido humildemente ayuda, para terminar con esta angustia. Gracias Madre por enseñarme a tratar a Jesús de un modo que me ilumina. Gracias Madre porque no sólo eres la Tierra viva llevada al Cielo, sino porque comprendes a cada uno de los seres humanos, y cada una de sus angustias. Todos en algún momento de la vida, sentimos que lo hemos perdido a Jesús, que se nos ha quedado lejos, alto, en la Casa del Padre, y Tú sin embargo, nos enseñas a irlo a buscar, y a no dudar de que ese encuentro se va a producir. Aunque primero venga el reto, pero la verdad es que así como Dios es la Verdad, no sería sin la verdad del hombre. Gracias Madre. Amén.”

Monseñor Claudio Páleka o.m. VMRF
Arzobispo Mariavita
13 de Octubre 2018
32 años de Madre Nuestra



Oración de San Efrén



_______________________________________________________________

_______________________________________________________________

El Silencio
Padre Rosminiani. 
Abbazia Sacra di San Michele della Chiussa. 
Valle di Susa (To)

Leído y traducido por Hna Sacerdote Rosina Bassegio +o.m. VMRF

El hombre, en nuestra civilización vive en el ruido:
No sabe más que es el silencio.
La vida nace en el silencio, 
el hombre muere en el silencio, Dios se encuentra en el silencio.

El silencio es indispensable en la vida humana:
ello estimula el pensar, sirve para no equivocarse,
prepara a escuchar, ayuda a orar.

Es necesario en la vida tener momentos de silencio:
callarse es humildad,
el callar de los otros es caridad,
callar en ciertos momentos es sabiduría,
callar ante la duda es prudencia,
callar cuando todo va mal es paciencia.

El hombre auténtico ama el silencio,
medita el silencio, 
decide en el silencio.
No se debe tener miedo al silencio:
ello es maestro de verdad,
es gusto de profundidad,
es paz, alegría, serenidad,
es el modo de sintonizarse con Dios,
es el lenguaje adecuado para entender a Dios.
ESCUCHA




Virgen del silencio
27 de septiembre 


"Patrona de los Sordomudos" 


Oración:

Enséñame a callar, "oh Virgen del Silencio", 
pues el que mejor habla es el que mejor calla. 
Enséñanos a meditar todas las cosas en lo más profundo de nuestro corazón, 
como hacías tú. 
Tú fuiste inscrita en la reflexión, en la calma, 
en la paz de la contemplación, en la quietud de la oración;
 entre los “taciturnos del reino", entre los grandes maestros del silencio. 






Cómo orar según 
Santo Domingo de Guzmán 
Los nueve modos de orar de santo Domingo




Este libro, compuesto entre 1260 y 1288 por un fraile dominico, nos ayuda a comprender algo de la vida interior del Santo y nos ayuda también a nosotros, con todas las diferencias, a aprender algo sobre cómo rezar.

Son, por tanto, nueve los modos de orar según santo Domingo, y cada uno de estos, que realizaba siempre ante Jesús crucificado, expresa una actitud corporal y una espiritual que, íntimamente compenetradas, favorecen el recogimiento y el fervor.

Los primeros siete modos siguen una línea ascendente, como pasos de un camino, hacia la comunión con Dios, con la Trinidad: santo Domingo reza de pie inclinado para expresar humildad, postrado en tierra para pedir perdón por los propios pecados, de rodillas haciendo penitencia para participar en los sufrimientos del Señor, con los brazos abiertos mirando fijamente al Crucificado para contemplar al Sumo Amor, con la mirada hacia el cielo sintiéndose atraído al mundo de Dios. Por lo tanto, son tres modos: de pie, de rodillas y postrado en tierra; pero siempre con la mirada dirigida al Señor crucificado.


ORACIÓN 
PARA COMULGAR ESPIRITUALMENTE 


Cuando no sea posible por una u otra razón recibir a Cristo en forma sacramental, se le puede recibir espiritualmente. Procura pronunciar la siguiente oración con fervor ante el Santísimo Sacramento en el Sagrario, siempre que sea posible, haciendo propias cada una de las palabras, demostrándole a Jesús el deseo sincero de estar con Él.

ORACIÓN 

Jesús mío, creo que Tú éstas realmente presente en el Santísimo Sacramento; 

Te amo sobre todas las cosas y deseo ardientemente recibirte ahora dentro de mi alma; ya que no te puedo recibir sacramentalmente, ven al menos espiritualmente a mi corazón. 

Señor, no soy digno ni merezco que entres en mi pobre morada, pero di una sola palabra y mi alma será sana, salva y perdonada. 

El Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo, guarden mi alma para la vida eterna. 

Amén. 

(Pausa)

Te abrazo y me uno todo a Ti. ¡Ah Señor!, no permitas que jamás me separe de Ti. Tú, no te ausentes de mí. 

Te suplico, oh Señor mío Jesucristo, que la ardiente y dulce fuerza de tu amor, embargue toda mi alma, a fin de que muera de amor por Ti, así como Tú te dignaste morir de amor por mí. 

Amén. 

La Virgen intercede por la humanidad*
Oración

 Clavis Apocryphorum Novi Testamenti, Turnhour, 1992, pp.89-90

Oración de la Virgen en su Dormición. 
Dolores del Mundo


La Virgen purísima, Santa María dijo:

-Señor mío y Dios mío, escúchame ahora, pues ciertamente estoy saliendo de este mundo. Yo, que soy tu madre, te pido en nombre de tus siervos, los cristianos creyentes en tu nombre que están en este mundo, que les des tu amor y tu misericordia; que aceptes las oraciones de quienes se reúnen en tu nombre santo en todos los lugares y de los que vienen a ti con ofrendas en mi nombre y te piden en sus oraciones y en sus plegarias que les libres de todas adversidades y del pesar, (te pido) que les consueles, dales todo lo que piden y guárdales, Señor, de todas las asechanzas del Maligno.

¡Cúrales, Señor, de todas las enfermedades espirituales y corporales! ¡Bendice sus frutos y multiplica, Señor, su sustento! Haz crecer a sus hijos con bien, guíales (178 v) en todas (sus) buenas obras a lo largo de su vida en este mundo y dale (el) premio y (la) fortuna con todos tus santos en tu reino celestial. ¡Perdónales, Señor, todos sus pecados, líbrales de sus enemigos los demonios y ponlos en el rebaño santo, porque tú eres el buen pastor, compasivo y misericordioso! A los que te pidan en mi nombre, Señor, (otórgales) todo lo que te pidan en este mundo y en el venidero. ¡Oh, santo, del mismo modo que yo me he preocupado por ellos y los he guardado de noche y de día, no apartes tu rostro de ellos, según les has prometido, oh rico en misericordia, tú que mereces la gloria, el honor y la adoración, junto con tu Padre bueno y el Espíritu Santo, por siempre, amén!
Oración a 
San Cirilo de Antioquía 
obispo 
22 de julio 2017 




Hacer click en la imagen para agrandar


ORACIÓN
a
Santa Eduvigis de Silesia




Oración 

Santa Catalina de Siena 
Doctora de la Iglesia 



hacer click para agrandar 
MENSAJE PARA 
EL CORAZÓN ENTENDIDO 

+MEM om VMRF 



hacer click sobre la imagen para agrandar





HERMANOS 

+MEM om VMRF 
Misionera Fundadora 



hacer click sobre la imagen para agrandar 


"San Pascual Baylón"
Festividad
17 de mayo 






hacer click sobre la imagen para agrandar



hacer click sobre la imagen para agrandar